¿Cómo tributa la prestación por desempleo en la declaración de la Renta?

Las personas que están percibiendo o han percibido la prestación por desempleo se estarán preguntando cuáles son las consecuencias de esto en su declaración de la Renta. Debe saber de inmediato que no tendrá ningún impacto negativo en su impuesto sobre la renta, como una reducción de subsidios o un aumento de impuestos. Es decir, las prestaciones por desempleo tributan en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Lo pueden hacer como un trabajo: como cuando te pagan un sueldo, y con él el SEPE te retiene el IRPF a tu beneficio (redistribución de parte del sueldo a la seguridad social). Esto es relevante porque las retenciones en origen dependen en gran medida de si se debe presentar una declaración del Impuesto sobre la Renta.

En general, si estás reteniendo más del máximo en impuestos y contribuciones al fisco, eventualmente tendrás que presentarlo. La frecuencia y los límites dependerán de la cantidad de ingresos que obtenga y qué tan cerca esté de esos límites. Para informarte sobre las retenciones y cómo influirán en la declaración del SEPE, también puedes consultar este artículo sobre cómo obtener un certificado fiscal del SEPE.

Además, cabe mencionar que existe una exención. La prestación por desempleo en pago único, lo que se conoce como capitalización de la prestación por desempleo, no está comprendida en el IRPF. Esto significa que no tributará si la actividad actual continúa durante al menos 5 años. El nivel de ingresos y la naturaleza de sus ingresos pueden llevarlo a presentar una declaración del Impuesto sobre la Renta.

Retenciones del IRPF en el paro 

La prestación por desempleo cuenta como ingreso para la Agencia Tributaria, por lo que al ser retenido se descuenta de la misma un porcentaje de tu salario. En determinados casos, la retención se puede ajustar posteriormente en la declaración del Impuesto sobre la Renta. Junto con el ingreso total, esto determina si se requiere una presentación o no.

No hay un porcentaje fijo de ingresos que una persona desempleada devuelve al gobierno cuando recibe beneficios de desempleo. La cantidad retenida puede depender de cuál sea la normativa fiscal vigente, así como de tu circunstancia personal. El porcentaje de retención varía según el monto total de la transacción con tarjeta de crédito y otros factores, como el estado de desempleo o las condiciones de vida de los niños.

El Simulador del Impuesto sobre la Renta del Contribuyente, que está disponible para su descarga en nuestra web, puede ayudarle a conocer qué retenciones se deben aplicar en cada caso. Evitará que la devolución salga y, por lo tanto, lo ahorrará las tarifas de retiro de fondos. Si se aplica una retención menor, el SEPE puede solicitar un aumento.

Para ello, deberás rellenar el Modelo 145 de la Agencia Tributaria. Luego crearán una nueva retención y se la entregarán al SEPE. Este debe ser entregado cinco días antes de que finalice el mes anterior al pago para que sea recibido a tiempo. Este proceso puede repetirse si hay algún cambio en las retenciones. Por ejemplo, también podrían cambiarse nuevamente si es necesario en función de circunstancias personales.

Deja un comentario