Cómo tributa la Venta de una Vivienda en la Declaración de la Renta

Si el contribuyente ha vendido una vivienda en 2020, tiene que incluir la operación en la Declaración de la Renta, ya que está sujeta a tributación en el IRPF por la plusvalía obtenida. Las pérdidas de capital no están sujetas a impuestos, pero deben declararse y es posible utilizar otros tipos de ganancias de capital (como fondos o acciones) para minimizar los impuestos necesarios. La próxima campaña comienza el 7 de abril y finaliza el 30 de diciembre de 2021 (el año). Es importante tener claro cómo se debe calcular el impuesto a la vivienda y qué medidas de precaución tomar en caso de problemas con Hacienda.

Introducir tus datos

Se debe ingresar el costo de transferir y adquirir la propiedad para determinar el valor de la ganancia. Normalmente, si la diferencia entre estos dos valores es mayor que cero, significa que un individuo ha ganado dinero con esta operación. Invertir es cuando alguien compra algo y luego lo vende por más dinero.

El monto total pagado por la casa se calcula restando el precio de la casa y otros gastos e impuestos relacionados, como el impuesto municipal a las ganancias de capital. Si compra una casa nueva, el monto de la venta será el precio total menos el préstamo pendiente.

El precio a pagar por una empresa también debe incluir los gastos e impuestos en los que se haya incurrido durante el proceso de compra, como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales o el Impuesto sobre el Valor Añadido. Y los costos de cualquier inversión y mejora que haya realizado en el hogar. Estos se pueden restar si, por ejemplo, tenías un inquilino alquilándolo mientras aún lo administrabas. El ingreso neto calculado entonces tiene que ser reducido por estas amortizaciones.

Debe tenerse en cuenta que los inmuebles enajenados antes del 31 de diciembre de 1994 quedan excluidos del régimen de abatimiento transitorio a la ganancia.

Tributación por la venta de tu vivienda

El dinero de la venta de una casa se grava como renta del ahorro, lo que significa que entra en la categoría de ganancias y pérdidas de capital y recibe una tasa progresiva. Las ganancias tributan a un tipo fijo del 19% hasta 6.000 euros, del 21% de 6.000 euros a 50.000 euros y del 23% entre 50.000 euros y 200.000 euros.

El próximo año están cambiando la forma en que se paga el impuesto sobre la renta en los niveles más altos. Esta propuesta incluye introducir un impuesto del 26% para las viviendas que se vendan y tengan una plusvalía superior a 200.000 euros. Cuando el gobierno cambia su impuesto a las ganancias de capital, esto solo puede afectar a los propietarios que venden su propiedad con una ganancia.

Estado de alarma

Si vende su propiedad, no tiene que pagar ningún impuesto si todo el dinero se destina a comprar otra propiedad. Pero con toda la alarma a su alrededor, se paralizaron los plazos para renovar la titularidad de los inmuebles. Debe realizarse una sola vez o de forma intermitente, en un plazo no superior a dos años a partir de la fecha de transmisión. Según la Agencia Tributaria, este plazo de dos años para la reinversión en una nueva vivienda del importe obtenido por la venta de tu antigua vivienda tiene como base el 14 de marzo. Esta autorización dura hasta el 30 de mayo.

Plusvalía municipal

Pero también hay que considerar el impuesto a las ganancias de capital que grava la venta de un apartamento. Este impuesto se cobra sobre el aumento de valor que se produce a lo largo del tiempo, en relación con el momento en que se compró por primera vez. Para calcular esto, se deberá tomar el valor catastral del inmueble como base y los años que has tenido la vivienda en propiedad.

Deja un comentario