Sanción Tributaria | ¿Qué es una sanción tributaria?

Se impone una sanción, que puede ser monetaria o de otro tipo, si alguien infringe la ley. La sanción depende de la gravedad del delito y puede variar mucho.

La Ley General Tributaria en España menciona qué es un delito fiscal y la sanción correspondiente.

Las infracciones tienen diferentes grados de consecuencias, una de las cuales puede ser considerada como leve, otra como grave y el resto constituyen infracciones muy graves.

Tipos de sanciones tributarias

La sanción por una infracción fiscal depende de su gravedad:

Sanción fiscal por infracción leve:

Según la ley, se considera infracción fiscal leve cuando la sanción es inferior a 3.000 euros y no existe ocultación.

Si te sancionan al 50%, te costará la mitad.

Sanción fiscal por infracción grave:

Es infracción fiscal grave aquella en la que el objeto de la sanción es superior a 3.000 euros y existe ocultación.

Independientemente del importe, también constituye una infracción grave haber utilizado facturas u otros documentos falsos. La anomalía en los libros de contabilidad o la no contabilización de retenciones o pagos a cuenta también puede ser un problema.

En caso de un ataque terrorista, el gobierno puede tomar medidas pecuniarias contra las personas u organizaciones involucradas. Que podrían ser multas desde el 50% hasta el 100% de su perjuicio económico a Hacienda.

Sanción fiscal por infracción muy grave:

Se considera infracción grave el uso indebido de medios fraudulentos, al igual que no ingresar la cantidad retenida o los ingresos a cuenta que superen la mitad de la base sancionadora.

Las personas o empresas que sean declaradas culpables de cometer fraude fiscal pueden recibir una multa del 150% al 300% del monto base, según la cantidad de dinero que le hayan robado al gobierno.

Otros tipos de sanciones tributarias

El artículo 80 de la Ley General Tributaria analiza qué tipos de sanciones se encuentran. Por ejemplo, no siempre hay una sanción monetaria.

  • Multa por una cantidad fija.

  • Multa con valor a pagar de una forma proporcional a la infracción.

  • La prohibición de poder optar o tener subvenciones públicas o beneficios fiscales.

  • Prohibición de contratar con las administraciones públicas

  • Suspensión del ejercicio de empleos o profesiones públicas

Sanciones tributarias habituales entre autónomos y empresas

Traducción: Entre los autónomos y empresas en España, cabe destacar como sanciones fiscales más habituales las siguientes:

  • Para la contabilidad, a menudo es vital mantener un estricto orden de libros que esté en línea con la ley. Los libros deben registrarse con la mayor precisión posible para cualquier empresa (los autónomos son menos rígidos al respecto).

  • No llenar las facturas correctamente puede resultar costoso. La falta de información en las facturas puede dar lugar a una sanción fiscal. Uno de los aspectos más notorios, aunque manejables, del trabajo independiente es la falta de un programa de facturación. Esto puede generar diversos problemas, como cuotas impositivas mal consignadas y números faltantes. Esto no quiere decir que no sea fácil de manejar; programas como Word y Excel lo hacen más fácil que nunca.

  • Significa no presentar declaraciones de impuestos (generalmente dentro de los 6 meses posteriores al final del año). La no presentación de los modelos de IVA trimestrales en un plazo preestablecido puede dar lugar a una sanción fiscal.

  • Los resultados incorrectos del modelo de cálculo de impuestos pueden dar lugar a una sanción fiscal por parte de la Agencia Tributaria.

Deja un comentario